¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DARLE UN GIRO A TUS EVENTOS?

La diferenciación es un factor clave para los clientes a la hora de elegir quién organizará su evento. Dentro de los diferentes sectores y con tanta competencia, el grado de exigencia es uno de los puntos más fuertes que buscan las empresas.

Diferenciarse de forma coherente y positiva no siempre es fácil en el sector eventos, conseguir dar esa “vuelta de tuerca” es todo un reto que, si todo fluye y sale bien, es un éxito asegurado. Al final, los clientes buscan ser innovadores y destacar un valor especial de su empresa, y esto es lo que se debe reflejar en ese evento.

Think Event nace de la experiencia y la creatividad en este sector, tras muchos años de trabajo, con un claro objetivo, “darle un giro a tus eventos” ¿El motivo? Conseguir lo que todos los clientes buscan: el evento redondo a través de la creatividad sin perder de vista el reto del cliente.

Es importante saber dónde se puede hacer el giro, no vale cualquier cosa, hay que saber cómo aportar ese toque diferenciador siempre dentro del carácter de la empresa, su filosofía, y los objetivos que se quieran conseguir El evento muestra la imagen de la empresa y cada detalle destaca sus características, por lo que hay que ser muy cuidadosos con todo.

Dentro de darle un giro a los eventos, queremos recalcar los puntos de referencia que hay que tener muy controlados para lograr que la acción o acciones encajen con coherencia:

  1. Orden: Hay que tener claro que el orden es el factor principal para que todo sea un éxito. Si bien es cierto que hay cosas que se escapan del alcance, con orden, esos pequeños problemas siempre son más fáciles de solucionar. Un timming y un guión son una buena herramienta para tenerlo todo controlado antes, y durante el evento. De esta forma, las novedades estarán perfectamente mimetizadas con el resto del evento y lograrán encajar con éxito.

 

  1. Objetivo: Nunca hay que perder de vista qué es lo que se quiere conseguir. De esta forma sabremos seleccionar todo e inspirarnos para que sea perfecto. Es importante saber cuál es el objetivo, será la base a todas las ideas que surjan y, dentro de su originalidad, conseguirán encajar perfectamente siendo algo espectacular y aportando este toque de asombro que se busca.

 

  1. Un hilo conductor: Alrededor del objetivo del evento debe existir un hilo conductor que no debe perderse de vista para que todo tenga un sentido y sea armonioso. Habrá detalles que sean diferenciadores, pero debe seguir una misma línea y mimetizarse, para que no esté desencajado.

 

  1. La identidad de la empresa: Es importante saber con quién estamos trabajando y qué valores deben respirarse en el entorno. Todo mínimo detalle es importante, y deben reflejar lo que la empresa quiere transmitir.

 

  1. Características del espacio: Hay que jugar con el espacio para poder transformar y convertirlo en nuestra idea. También debemos tener en cuenta a la hora de desarrollar las ideas donde va a ser el evento, para saber cómo y qué podemos hacer.

 

  1. Presupuesto: Saber con qué contamos y sacarle el máximo provecho, rentabilizando al máximo con nuestros proveedores. Debemos lograr que las ideas encajen con el presupuesto para que todo quede bien y no sea incoherente.vv