THINK EVENT, NACE UNA NUEVA AGENCIA ESPECIALIZADA EN MEDIATICEVENTS

El mundo de los eventos está en auge y la profesionalización y especialización dentro de este sector es ya una realidad, con el fin de hacer frente a nuevos proyectos y de mejorar sus estrategias de creación y diseño. Think event somos una nueva empresa de organización, diseño y producción de eventos que hemos nacido al poner en común las ideas de diferentes perfiles de expertos en el sector de la comunicación: Comunicación, Marketing, Relaciones Públicas,… Tras la experiencia que hemos acumulado en esta área durante más de 20 años, hemos formado este nuevo equipo, dispuestos a ofrecer una nueva perspectiva en el desarrollo y gestión de eventos, sin perder de vista la parte clásica y tradicional de los mismos, pero siempre con un claro objetivo: “darles un giro a los eventos”. Además, cabe destacar nuestra experiencia en convertir los eventos en MediaticEvents.

¿Qué es un MediaticEvent? Es un evento creativo, original, en el que la comunicación está presente para impactar tanto a los invitados como a los medios. Logra captar la atención de los medios y el resto del púbico, sobrepasando los límites del entorno del proyecto y elevando un ROI notablemente. Es un evento que no pasa desapercibido, que consigue salirse de su entorno de acción y llegar más lejos.

Pero, ¿qué pautas hay que seguir para convertir un evento en un mediatic event?

Existen una serie de requisitos que ayudan a dar paso a que el evento se salga de los estándares:

  1. Hay que sorprender: Añadiendo elementos atractivos y novedosos al evento se consigue que los asistentes vivan experiencias únicas y diferenciadoras, que definirán la imagen e identidad corporativa del cliente.

 

  1. Contando una historia: Contenido para que el evento sea un círculo perfecto que aporte experiencia y aprendizaje a sus participantes. De esta forma, se consigue que a largo plazo se siga una continuidad de la historia y no solo funcione el día del evento.

 

  1. La comunicación no puede faltar: Entre stakeholders, clientes y decisores, pero también a prensa y público. De esta forma se establece un canal de comunicacón completo, llegando a todos los públicos por diferentes vías y haciendo más fácil que se haga mediático.

 

  1. Tener en cuenta que cada detalle, por pequeño que sea, cuenta: Cualquier elemento de un evento es una oportunidad para comunicar, diferenciarse y hacerlo relevante. Hay que tener todos los detalles muy controlados, para que concuerden entre ellos, y se vayan hilando, y acompañen a la historia.